ENTREVISTA -José Carabias-

Entrevista realizada por: JOSÉ MARÍA SÁNCHEZ 'KIMBO'
Fotografías realizadas por: JAVIER GARCIA
-Cedidas por: José Carabias; y extraídas de Internet-

ENTREVISTA: JOSÉ CARABIAS
-Actor, de doblaje y humorista-

Hoy, tengo la satisfacción de entrevistarme, en la Ciudad de la Imagen de Madrid, con una de las estrellas más queridas de nuestro país, desde los más pequeños a los más grandes.
Unas de las pocas estrellas todo-terrenos en cine, teatro y la televisión… y a quien se le ha hecho entrega recientemente del ‘SANCHO PANZA’ del Humor, otorgado por la Asociación del Humorismo Español: ASHUMES. También ha recibido este año 2017, el ‘Premio TALENTO’, de la Academia de TV.
Un querido, admirado compañero y amigo desde hace bastantes años, una persona excepcional: José Carabias.

Mi primera pregunta, como amigo es: ¿Cómo estás, y qué tal tu nieta Luna?
JOSÉ CARABIAS. Estoy muy bien, afortunadamente feliz, acabo de cumplir 70 años, y este año me han dado dos premios… y digo yo: ¡Dios mío!, a ésta edad, y cuando te entregan tantos premios, ¿sabes a lo que suena eso, Kimbo?, a despedida. Lo que yo acepto los premios, pero digo que no me voy, que no me voy a ningún sitio (ríe, durante toda la respuesta).

Aunque yo sé muchas cosas de ti. ¿Cuéntanos como fue tu comienzo en el mundo del espectáculo?
JOSÉ CARABIAS. Yo empecé en el Instituto de San Isidro, en el ‘Cuadro Artístico de San Isidro’. El profesor de literatura formó un ‘Cuadro Artístico’, y yo me apunté, allí conocí a: Emilio Gutiérrez Caba y a Manuel Galiana, ¡ésos sí que son Estrellas!, con esos empecé a hacer teatro a la edad de trece años. Ya, a los dieciséis, se produce un milagro y suena el teléfono, y me proponen hacer una obra de teatro profesional. Y desde los dieciséis años, hasta los setenta que tengo ahora, no he parado de trabajar.
 
Normalmente te asocian como intérprete y actor de comedia. Sabiendo que has recibido, por los medios informativos, bastantes halagos y felicitaciones por tus trabajos como actor dramático… ¿En qué campo te sientes más cómodo?
JOSÉ CARABIAS. Sabes que pasa Kimbo, que por suerte o por desgracia, por mis condicionamientos físicos, porque ya sabes que yo mido uno noventa y cinco, soy alto y guapo, y tengo el pelo rubio… desde entonces, solo me ven para la comedia, para el ‘cachondo’, para el simpático. La ventaja, es que los pocos papeles que he hecho dramáticos han quedado muy bien, y me dicen que les he hecho emocionarse, que les he hecho llorar, yo no sabía que tenías esa vena dramática. Un actor, tiene la obligación de hacerlo todo, pero el 98% de todos mis trabajos han sido comedia, por qué, por este físico que Dios y mis padres me han dado. Me gusta mucho la tragicomedia, y que me llamen cómico, cómico de la lengua, como me decía mi Maestro Fernando Fernán Gómez.



Tenemos algo en común que nunca te he mencionado. ¿Sabes que en nuestra juventud los dos hemos ganado concursos de twist?
JOSÉ CARABIAS. ¡Anda!, ¿y cómo te has enterado de eso?. En mi pueblo Piedralaves gané dos concursos de twist, teniendo 19 o 20 años.

Una pregunta que te habrán hecho muchas veces, pero que les gustará saber a nuestros lectores. ¿Cuál de todos tus trabajos te ha dejado mejor recuerdo, más satisfacción, y volverías a hacer encantado?
JOSÉ CARABIAS. Siempre nos enamoramos de lo último que estamos haciendo. Luego puedo decirte que a mí me siguen llamado Ricardo, por la calle, del monstruo de Sancheztein. Hay ahora hombres y personas que ahora tienen 45 y 50 años que eran: ‘mis niños’ (y ahí tengo uno, y señala a Javier García, que nos sigue haciendo las fotos) que, saliendo del ‘cole’, se ponían a merendar pan con onza de chocolate viendo la ‘tele’, y yo estaba al otro lado de la ‘tele’ haciendo los programas infantiles de la época dorada de la televisión española. Me siguen llamando Luis Ricardo, después de tantísimos años, y luego hay un personaje que yo adoro que es el ‘Papa Gitano’; las anécdotas que yo tengo con los gitanos son increíbles. Hace un momento estaba yo ahí con un amigo, y había dos gitanos, automáticamente han venido a saludarme, no hay un solo gitano que no se acerque a mí, con cariño, con un cariño increíble. Y aunque viva, cien años más, que son los que pienso vivir, seguiré siendo Luis Ricardo, y el Papa Gitano, sí que los volvería a hacer, sin lugar a duda.

¿Por qué te considera tu amigo, y vecino Iker Casillas, mejor portero que él?
JOSÉ CARABIAS. Tengo una anécdota maravillosa. Un día, estábamos celebrando un cumpleaños, yo conocía a Iker Casillas, y aunque no me gusta el fútbol, yo sabía quién era, lógicamente. Me dijeron, te voy a presentar a Iker Casillas, me acerqué, y antes que me dijera nada le dije: “Iker, estoy hasta las narices de que pienses que eres el mejor portero, que hay aquí, esta noche, porque el mejor portero que hay aquí esta noche soy yo, que pongo la voz a Benji en la serie Campeones”. Iker Casillas empezó a reírse, le dí un abrazo, y me dijo, pues es verdad, eres el mejor portero que yo. Y ahora, siempre que me le encuentre, donde sea, me la devuelve… y, antes que yo le diga nada, me dice: “sigues siendo el mejor portero que yo”.

Es curioso Kimbo que, después de tantos años de trabajo, soy un Ídolo, una Estrella, solamente por haber puesto la voz al ‘puñetero’ Benji de ‘Campeones’, me ven y dicen: Ud, y Ud malo, cuando dicen Ud amigo, ¿es el que pone la voz a Benji, en: ‘Campeones’?, con una admiración enorme diciéndoselo a su hijo; es así, ¡qué se le va a hacer!, así es.
Te diré que si no sales en la ‘tele’, es que no existes; tú puedes hacer teatro, puedes hacer cine, puedes hacer… lo que sea, pero como no te vea la gente en la tele, te dicen: ¿Ud. ya no trabaja nada?, si no estás haciendo televisión, para el gran público no estás haciendo ya nada, no existes, es la magia, que tiene la televisión.



En la colección de libros: *Memorias de la escena española*, el volumen nº 81 titulado: *Más que el arroz con leche*, que es una fantástica autobiografía tuya, narrada como un bonito cuento a tu nieta Luna. Sabemos, que ha salido una segunda edición de este libro tuyo que tenemos aquí, con nosotros. Cuéntanos, quién lo ha editado, y donde se puede conseguir.
JOSÉ CARABIAS. Lo ha editado nuestro buen amigo: Ángel Jiménez de: Ediciones Éride, y afortunadamente se puede comprar en cualquier librería española. Yo mismo he preguntado por el libro y, si no lo tienen en ése momento, te lo traen al día siguiente, sin problema alguno.

-Premio 'TALENTO' de la Academia de TV 2017
(Fotos cedidas por: José Carabias)-
Dinos algo de tu experiencia con: Chicho Ibañez Serrador y su inolvidable programa Un, dos, tres… responda otra vez
JOSÉ CARABIAS. Lo primero, y para los lectores de esta entrevista, recomiendo que se lean el libro, yo creo, que se lo van a pasar bien, seguro; y se van a enterar de esto que me estás hablando. Para mí, Chicho Ibáñez Serrador es un genio de la televisión, pero, como todos los genios es también un ‘ser humano’, y es un supersticioso ‘a tope’, y tiene un genio ‘tremendo’. En el libro cuento dos anécdotas: una es la de la serpiente, que te la cuento brevemente. En el programa de: ‘Los premios novel’ con su padre: Narciso Ibáñez Menta, era en la figuración de un mercado hindú, yo era el hijo de su padre… y nos dice Chicho: ‘¡Vamos a ensayar!; empezamos a ensayar, y a la distancia veo que habían puesto un encantador de serpientes, un fakir. Yo le digo a Chicho que allí no me podía arrimar, y me dice que sí, yo tenía 19 años y tenía una fobia a los reptiles ‘de miedo’, y Chicho me dice: “Tú eres un profesional, y harás lo que yo te diga”, y yo dije sí, pero eso no lo puedo hacer, no voy a ser capaz; y casi llorando quitaron al encantador de las serpientes. ¡Cómo me vería de aterrado!, que quitó la serpiente y el encantador en los ensayos y en la grabación. Terminó el programa, me felicitó, y yo, casi llorando le di las gracias.

Otra de las anécdotas del Un, dos, tres… es la siguiente. Chicho es muy supersticioso, mucho. Un día que era verano, fui a ensayar con una camisa de color amarillo, y cuando me acerco a él me dice: ¡Fuera!, vete de aquí… ¡Fuera!, ¡Fuera!, vete a sastrería, y que te pongan otra camisa; me echó de su lado. Me pusieron otra camisa. Pero, quince días después, veo que Chicho cambia el uniforme de las azafatas por uno amarillo, y yo, que como siempre he sido peleón, me digo ¡ésta es la mía!. Me acerco a Chicho y le digo ¡Hola Chicho!, y me dice: ¡Hola Pepito! ¿qué tal?, le digo: ¡Tú eres un cachondo Jefe!, y me dice Chicho: ‘Sí, soy un cachondo, pero ¿por qué me lo dices?. Te lo digo porque me montas ‘un pollo’ hace quince días por una camisa amarilla que me echas, porque me echaste, y ahora veo que tú viste a las azafatas de amarillo… Y me dice ‘el jodío’: ‘Mira Pepito, es que si el amarillo lo impongo yo, da buen fario, pero si me lo imponen, es mal fario’… y le dije: ¡vale!, ¡vale!...

-Recuerdos de: José Carabias en su juventud, eran tiempos de verano-
-José Carabias nos hizo una dedicatoria 'muy especial' de su libro-
-Momentos inolvidables y simpáticos, durante la entrevista-
¿Sigues siendo el voceador de Piedralaves?
JOSÉ CARABIAS. ¡Síiii!, además, con un orgullo que no te puedes imaginar. Piedralaves lo llevo desde la barriga de mi madre. Cuando íbamos a Piedralaves tres meses, me levantaba de mi casa, y mi madre no se preocupaba de mí, para nada. Si a la hora de comer no estaba yo en casa, ella sabía que comía en cualquier sitio; era la libertad total. Piedralaves para mí era el ‘Paraíso Terrenal’, y lo sigue siendo hoy. De mayor, esa casita la pusieron mis padres a mi nombre, la arreglé, y ahí he tenido mis primeras novias, mis amigos… y siempre digo: ¡si esa casa hablara…!. Sigue siendo una casita viejecita, que está en el centro del pueblo, no tiene valor ninguno, la tengo muy arregladita, y le puesto hasta un anscensor… y todo. Para mí, es lo último que yo vendería, tiene ese valor sentimental, que para mí, es incalculable. La alcaldesa y todos me nombraron ‘El primer voceador de Piedralaves’, y tengo el título en mi casa, y me siento orgullosísimo de eso, antes que tener una calle, como ellos querían en un principio.


Javier García, mi compañero de la Revista quiere preguntarte: ¿Cómo te las ingeniabas para interpretar el papel de: ‘El monstruo de Sancheztein’?
JOSÉ CARABIAS. Yo no hablaba, solamente hacía: ‘Luis Ricardo, cantidubi dubi daba / cantidubi dubi da...’, me decían que tenía mucha suerte porque no estudiaba los papeles, y no era verdad, yo tenía que estudiar todos los papeles, yo tenía que decidir en segundos… era, como una especie de máquina, en el que los niños me ordenaban hacer algo, tan sencillo como coger un vaso lleno de agua. Era una máquina que no pensaba, y tenía que hacer, fielmente lo que el niño me decía, procurando hacerle la ‘jugarreta’ para que el niño perdiera. Entonces, todo lo hacía mal, para hacerle perder a los niños. Ahora, la gente me los encuentro por la calle, y me dicen cosas con un cariño infinito. ¿Sabes?, tengo a niños con retraso mental que, con Luis Ricardo, les enseñaban en la mesa las cartas, y les enseñaban juegos, y a comer... me dicen las personas con las que me encuentro que gracias a mi personaje, han podido educar a sus hijos con deficiencias.

También te puedo contar que estando un día en el camerino, una mamá entró con un niño deficiente mental, y le presentó a Luis Ricardo, a mí, y la mamá le decía: ¡vamos, dale un beso!, y yo le dije, inconsciente de mí, pero suelte al niño ¡hombre!, que sea el niño el que se acerque a mí… la madre suelta al niño, y es que el niño tenía una enfermedad que no le sostenían las piernas, y al ir a acercarse a mí, el  niño se caía, no podía… yo, no sabía dónde meterme, de la vergüenza que pasé. El niño era como un muñeco de peluche, que continuamente se caía, entonces, ya me dí cuenta yo le cogí, y le abracé, y es cuando la madre me dijo que tenía una enfermedad que no se sujetaba de pié. La carita de ese niño, abrazado a mí, no la puedo olvidar.




Otra de las anécdotas, me sucedió con un Gitano… nos saludamos, y me decía que venía de una recaída, de su operación a corazón abierto que había tenido, y me dijo: ‘ya me puedo morir feliz, si me vuelve a pasar, porque hoy he conocido a quién tanto quiero, y tanto admiro, que es a ti Papa’. ¡Qué te digan eso!, es que no sabes cómo reaccionar, si reir, si darle un abrazo, no sabes… si salir corriendo, es increíble.
-Premio 'SANCHO PANZA' del Humor 2017, entregado por el actor: Pepe Ruiz-
(Fotografías de: Javier Garcia en la GALA ASHUMES)

Otra de las preguntas de Javier, ¿Cuál es el personaje que te hicieron a medida, exclusivamente para tí?
JOSÉ CARABIAS. Me marché a Londres y a Nueva York, y Jim Henson me hizo el personaje de: Pepe Soplillo para mi brazo; me lo traje a España, y lo interpreté con Verónica Mengod en: ‘El Kiosco’ de TVE. Yo me preguntaba en qué lío me había metido ¡porque le eché valor!; ahora puedo decirte que soy el único actor español que ha manejado un muñeco, hecho a la medida de mi brazo.                      


¿Quieres añadir algo para los lectores de la Revista?
JOSÉ CARABIAS. Pues que aquí tienes mi libro, en la segunda edición, y que tenéis todos los derechos para publicar lo que vosotros veáis conveniente. Ya os avisaré para la presentación de esta edición próximamente. Ya os he dicho que los lectores lo pueden comprar, ¡desde ya!, en cualquier librería de España.

Gracias tocayo y amigo José
JOSÉ CARABIAS. Gracias a tí Kimbo, y a la Revista.

1 comentario:

Anónimo dijo...

QUE ACTOR TAN EXTRAORDINARIO Y TAN ENTRAÑABLE.
un clasico del humor sin hacer daño a nadie.
Y parece un una persona igual de cercana.