EDITORIAL -Revista-




Realizado por: Javier García  -Fotos: Extraídas de Internet

CONVIVENCIA EN LAS PISCINAS

Si Ud. no ha salido de vacaciones, quizás tenga la oportunidad de visitar alguna piscina comunitaria o pública. Tenga en cuenta, las normas, su correcto funcionamiento, y el cumplimiento de las mismas.



Socorristas y empleados están al servicio nuestro, siempre que necesitemos de sus servicios. Personas que no son: ‘criados de nadie’, y que cumplen con sus obligaciones y deberes, de los trabajos encomendados.


Si tenemos las hormonas encendidas y un poco revueltas, es muy posible que nuestro ‘Ego’ de ‘Mandar o Dictar órdenes’, no sea el adecuado para obtener las respuestas deseadas; por tanto, seamos conscientes que las cosas, llegan en su momento preciso, y no antes, ni después; seamos ante todo, PERSONAS.


Disfrutemos con tranquilidad de nuestras vacaciones, sin molestar al prójimo que se encuentra a nuestro lado. No debemos ser: ‘Toca-pelotas’, con los demás; seamos pacientes y educados, y si alguien sobrepasa el límite ‘del aguante’, CALMA.


La vitalidad de nuestros pequeños retoños, debemos encauzarla, por el camino de la cordialidad y de la amistad, sin por ello enfadarnos de sus hechos constantes de juegos, y de disfrute vacacional.


Para estar, en perfecta convivencia con los demás hay que ser PERSONA, ser empático, y enérgico cuando hay que serlo, ‘llamar la atención’ o ‘al orden’, si es que es necesario, y cuando las cosas no se cumplen del todo.

Circunstancias, las hay de todo tipo, suceden ante nuestros ojos de manera constante, y por ello debemos despertar de nuestro interior la convivencia con nuestros semejantes de manera cordial; abrazar el asueto vacacional como si fueran las mejores vacaciones de toda nuestra vida, con la tranquilidad y con la paz de saber que la vida pasa muy rápidamente, y las vacaciones son para disfrutarlas ‘AL MÁXIMO’.

 
La PACIENCIA es el don de la tranquilidad y, si algo no funciona correctamente, tendremos la necesidad de hablar, y de insistir, para que las normas dictadas se cumplan. Seamos civilizados y respetuosos con todos, nuestra VIDA se lo merece… ¿verdad?.

No hay comentarios: